7 Formas Especiales para recibir a Cristo en esta Navidad

Equipo OMP GuayaquilActividades

A Continuación los 7 medios descritos por el Sacerdote Mons. Florian Kolfhaus, Funcionario de la Secretaria del Vaticano en su columna publicada originalmente en CNA Deutsche:

1. Ayunar en Adviento:

Incluso si las cuatro semanas previas a la Navidad tienen un carácter “más alegre” que la penitencia previa a la Pascua, nosotros debemos esperar hasta el cumpleaños de Jesús para celebrar en la cena navideña.

2. Levantarse 10 minutos más temprano:

No es fácil levantarse temprano por las mañanas, pero un poco más de tiempo cada día nos da la oportunidad de empezar bien el día con Dios: una oración personal por la mañana, una breve lectura de las Escrituras, el rezo del Rosario, etc.

3. Regalar un presente desde el Corazon:

Todos los días se puede obsequiar un pequeño regalo, carta o imagen. Siempre me pregunto ¿por qué no dar una alegría a alguien por cada día de Adviento?

4. Tener un tiempo de silencio cada día:

Todos los días de Adviento debemos contar con una hora de silencio. Ni radio, ni teléfono, ni televisión, ni música de fondo, sino utilizar el tiempo para momentos de oración y reflexión. Y si sentimos inquietud o preocupaciones, debemos enderezarlas para dejar que el Mesías entre en el corazón.

5. Visitar a Jesús :

La Navidad no es de “Santa Claus”, sino del pequeño niño en el pesebre. Aquí es el Hijo de Dios quien nos alimenta verdaderamente, tan pequeño y, que sin pretensiones, está presente en todos los tabernáculos.

6. Confesarse: 

Sin confesión no hay una buena Navidad para los católicos. La paja vieja o podrida debe ser barrida del corazón; otras veces limpiar el polvo es suficiente, pero Jesús siempre quiere encontrar una morada donde pueda reposar.

7. Devoción a María: 

Sin María no existiría Jesús. Sin María no podríamos celebrar la Navidad porque el Hijo de Dios no se habría convertido en hombre. Por lo tanto, el camino a Belén es el de la madre de Jesús, que es nuestro también.

Todos los días se debe rezar el Rosario. Debemos orar a la Virgen María todos los días de Adviento para recibir a Jesús, no solo en la víspera de Navidad sino en todo momento.

omp-13