infancia y adolescencia misionera

La Infancia, Adolescencia y Familias Misionera es una de las cuatro Obras Misionales Pontificias, fundada en Francia el 10 de mayo de 1843 por el Obispo Carlos Augusto Forbin – Janson, para ayudar a los niños y niñas de los países en misión.  Los niños se organizan y se forman para ser buenos misioneros y cooperar con la evangelización del mundo.

Esta obra está presente en más de 200 países de los cinco continentes.  Tiene estatutos propios y está integrada en la pastoral diocesana, parroquial y educacional. En el Ecuador muchos niños y niñas caminan en esta hermosa aventura misionera.[/cs_text]

¿Cómo se inició esta Obra?

En medio de tantas actividades, Monseñor Forbin Janson, se preocupaba en especial de las noticias que recibía respecto a la situación que vivían cientos de miles de niños en China. Los bebés no deseados por sus padres eran inmolados en piras enormes, ofrecidos como alimento para animales, expuestos a morir en las calles o ahogados en los ríos.

La idea de fundar la Santa Infancia nació en concreto en una conversación sostenida entre Paulina Jaricot (fundadora de la Obra Propagación de la Fe) y el sacerdote Filipino de Riviere. A ellos se les ocurrió que los niños cristianos salvaran a los niños de otras partes del mundo, ofreciendo cinco céntimos al mes y rezando una pequeña oración. Ella fue una de las primeras inscritas en la Infancia Misionera. Las ideas se convirtieron en hechos: el prelado se propuso destinar su vida y parte de su fortuna a la noble causa.

Lo primero que hizo fue contagiar a todos los obispos de Francia de su entusiasmo y vitalidad, después viajó a distintos países para conseguir más seguidores: en Bélgica lo recibió el rey Leopoldo I quien de inmediato nombró a sus hijos como protectores de la Infancia Misionera en su reino.

Monseñor Forbin Janson les contaba a todos que la Obra sustentaba el bautismo, educación y rescate de los niños chinos. Su plan era viajar a China misma, pero su salud comenzó a deteriorarse. Pocos días antes de morir, la Infancia Misionera ya se hallaba asentada en 65 diócesis y los nuncios apostólicos de Bélgica, Holanda y Suiza ya la habían recomendado a sus obispos. El último aliento del prelado fue para encomendar su Obra en manos de la Providencia y el 11 de julio de 1844 falleció entre los brazos de su hermano el marqués de Forbin.

Nunca imaginó Forbin Janson que la Infancia Misionera llegaría a crecer tanto al punto que hoy está convertida en un enorme árbol que cobija a niños del mundo entero, no sólo de China sino de todos los continentes. Si bien la Obra nació en Europa, durante el siglo XIX llega hasta América Latina y en la actualidad está presente en 115 países, la mayoría en iglesias jóvenes que han descubierto el quehacer esencial de evangelizar a los niños para que siendo evangelizados se conviertan después en evangelizadores.

Modelos

jesus2_400x400

Jesús: el Primer Misionero, Enviado del Padre
Jesús es el modelo supremo que los niños, adolescentes y padres deben seguir. Ser cristianos significa imitar a Cristo, pues su persona, su vida, y sus palabras, son para todos un estímulo y un modelo.

Encarnamos su amor, su obediencia, su servicio, su vida de oración, para revelar el amor del Padre a todos los hombres. Es “el modelo” por excelencia para que los niños y adolescentes lleguen a ser buenos misioneros.

reina1

María: la Primera Misionera
Ella, que es la madre de Jesús, y también nuestra madre, es el modelo en escuchar, meditar y vivir la Palabra de Dios. Nos enseña también a aceptar la voluntad del Señor, a ser humildes, sencillos y dispuestos a servir a los demás.

Patronos

franciscojavierbianchi

San Francisco Javier (1506-1552)
Sacerdote Jesuita, fue el gran misionero de la India y del Japón. Su celo apostólico lo llevó a dejar su patria y a dedicarse incansablemente a la primera evangelización. Su vida de oración lo llevó a encarnar el evangelio y a integrarse completamente a la actividad misionera. Supo adaptarse a los demás. Su gran preocupación era que todos conozcan a Cristo, lo amen y lo sigan. Celebramos su fiesta el 3 de diciembre.

sata-teresita

Santa Teresita del Niño Jesús (1873-1897)
Carmelita de clausura, quien dedicó su vida a orar por las misiones y por los misioneros. Fue un ejemplo admirable en la cooperación misionera, porque aprovechaba los sacrificios diarios y sus oraciones para ofrecerlos en bien de las misiones. Por eso decimos que es una gran misionera, aunque nunca salió de su convento. Celebramos su fiesta el 1 de Octubre.

Decálogo Misionero

  1. Un niño y joven misionero mira a todos los hombres con ojos de hermano.
  2. Un niño y joven misionero conoce a Jesús, ama como Jesús, no se avergüenza de hablar de Jesús.
  3. Un niño y joven misionero reza todos los días a su Padre Dios por sus hermanos, los niños y jóvenes de todo el mundo, y quiere que conozcan a su Madre, la Virgen.
  4. Un niño y joven misionero siempre dice ¡gracias!
  5. Un niño y joven misionero goza de poder dar, y de que los otros también puedan gozar al darle a él.
  6. Un niño y joven misionero está alegre en el servicio.
  7. Un niño y joven misionero sabe que su persona es más necesaria que su dinero.
  8. Un niño y joven misionero es generoso aunque le cueste.
  9. Un niño y joven misionero busca soluciones y las encuentra.
  10. Un niño y joven misionero siempre piensa en «nosotros».

Símbolos e Insignias

El Saludo
Los niños y adolescentes misioneros usan un saludo muy especial: Quien dirige el saludo dice con voz fuerte: “De los niños/adolescentes del mundo…” y quien recibe el saludo responde: “siempre amigos!

Cada uno levanta la mano derecha a la altura de la cabeza. Los cinco dedos representan los cinco continentes. Luego la entrelaza con el compañero formando una cadena de amor y paz.

Carnet
Es su identificación como miembro de la IAM nombrando también la parroquia a la cual pertenece.

El Escudo
El escudo presenta a Jesús enseñando, rodeado por niños de todos los pueblos de la tierra. Los niños y adolescentes escuchan su Palabra y saben que Jesús es su amigo y es Él quien nos hace a todos hermanos. Él nos envía a llevar su Palabra y Amor a todo el mundo. El escudo nos recuerda que Jesús quiere que seamos sus amigos y que hagamos amigos para Él.

La Pañoleta
Los niños y adolescentes que se han consagrado a la IAM y entonces a la misión universal de la Iglesia, llevan la pañoleta triangular de dos colores, blanco y amarillo, como la bandera papal.

La Bandera
Como obra del Papa y de la Iglesia, en la IAM se tiene la misma bandera pontificia. Ella está compuesta de dos franjas verticales, una amarilla a la izquierda y otra blanca a la derecha, con dos llaves entrecruzadas. El color amarillo significa la riqueza de nuestra fe, y el blanco, la pureza y la santidad de vida.

Otros distintivos que se pueden usar, además de los mencionados anteriormente, y que son propios de cada grupo pueden ser:

  • El Rosario Misionero
  • Una Cruz Misionera
  • Una camiseta con el nombre del grupo, etc

Criterios de entrega de las insignias
Proponemos aquí algunos criterios de entrega, pero cada Director Diocesano de OMP puede decidir los criterios en su diócesis:

  • Dar el carnet después de aproximadamente dos meses de asistencia a los encuentros.
  • El escudo, a los que han perseverado fielmente a los seis meses y que, dentro de su capacidad, conozcan la historia de la IAM, la organización, las insignias y lo que significan, los compromisos del niño/adolescente misionero, el decálogo según el cual vive, el sentido del Rosario Misionero.
  • Se trata de presentar estas insignias en una ceremonia especial, con la presencia de sus familias, la comunidad parroquial o, si es posible, que sea una ceremonia diocesana.
  • Cuando reciben el escudo, es bueno que los niños hagan algún tipo de promesa, dando voz a sus deseos de seguir afirmándose como misioneros de Jesús.
  • La pañoleta significa un compromiso mayor y proponemos que sea entregado a los niños/adolescentes que han perseverado y progresado en su formación y cooperación misionera durante dos años.

Infancia Misionera

“Mi mayor deseo es hacer lo que Dios quiere y estar allí donde Él me quiera”Beata María Elena Stollenwerk

Adolescencia Misionera

“Queridos jóvenes, sólo Jesús conoce vuestro corazón, vuestros deseos más profundos. Sólo Él, que os ha amado hasta la muerte, (cfr Jn 13,1), es capaz de colmar vuestras aspiraciones. Sus palabras son palabras de vida eterna, palabras que dan sentido a la vida. Nadie fuera de Cristo podrá daros la verdadera felicidad”Mensaje del Santo Padre Juan Pablo II para la XVIII Jornada Mundial de la Juventud. 25 de julio 2002

Familias Misioneras

“El futuro depende, en gran parte, de la familia, lleva consigo el porvenir mismo de la sociedad; su papel especialísimo es el de contribuir eficazmente a un futuro de paz”

Adquiere: (Libros, pañoletas, camisetas, escarapelas, rosarios, biblias, varios)

¡Muy pronto!